Miss Caiffeina

Los madrileños llevan ya nueve años modelando un pop certero que concretaron en 2010 con “Imposibilidad del fenómeno” un primer álbum que parecía la línea de meta, pero en realidad sólo era una parte más de ese enigmático plan que ha acabado con el quinteto en manos de Dingel, quien ha entendido su estilo para llevarlo bastante más allá de lo que cualquiera podría haber esperado. Grabado entre Girona y Londres y con Max Dingel de nuevo en la producción, Oh Long Johnson nos ofrece una colección de once interesantes canciones que llegan repletas de ritmos electrónicos. Se trata de un disco más pop que nace con la intención de que la voz adquiera un mayor protagonismo

He leído y acepto el Aviso de Privacidad